AFUR
Metalúrica Roles
/
Buenos Aires Nacional B Tucuman Douglas Haig San Martín (Tuc)

Douglas Haig 2 - 1 San Martín (Tuc)

Dar ventajas fue el pecado del "santo"

San Martín era más que Douglas y ganaba, pero dos rojas le hicieron perder el eje y el partido.

Poclaba ya mandó el balón a la red. Córdoba lo ve entrar y Gioda festeja. El arquero Carrizo sufre el 2 a 1 final. (LA OPINION)

Un cóctel explosivo, un puesto maldito: la destemplanza e ingenuidad de Esteban Goicoechea y de su sustituto Rolando Serrano, y la tarjeta roja fácil del árbitro Ramiro López, trocaron una noche “santa” en una maldita para San Martín, en Pergamino.
Con un hombre más, Douglas Haig emparejó la ventaja inicial de Ramón Lentini. Y con dos de ventaja, le torció el brazo al equipo tucumano, que durante un lapso de 11 minutos se encontró a cinco puntos del ascenso y con un pie y medio en la Copa Argentina.
Alto precio pagó San Martín por las tarjetas. El codazo de Goicoechea sobre Bazán torció el rumbo de un primer tiempo que pintaba redondo. Porque la visita copó la parada de entrada, fundamentalmente gracias a la electricidad que generaba la usina de fútbol que conformaban Matías García, Juan Galeano y Sergio Viturro. Se les sumaba Matías Catalán, punzante, que llegaba hasta el fondo.
Gonzalo Rodríguez había avisado con un remate desde el vértice del área que sacudió el travesaño. Unos minutos después, Viturro descargó para que Lentini sacara un “chumbazo” de zurda que, en este caso, sacudió la red.
El golazo trajo justicia, pero apenas tres minutos después sobrevino el pecado capital de “Goico”. Y Douglas Haig, que estaba groggy, cerca de la lona, aprovechó para recobrar la vertical. El “Mago” Grazzini sacó un conejo de su galera a los 40, un tiro de papi fútbol: abajo, a la ratonera de Nicolás Carrizo.
San Martín terminó acorralado la primera etapa. Y Diego Cagna hizo su jugada en el vestuario: perdió mucho al sacar a Viturro por Serrano. Rearmó una línea de cuatro y García volvió al ida y vuelta por izquierda.
En el primer cuarto de hora del complemento, ni fu ni fa. Empate técnico porque ni Douglas aprovechaba la superioridad numérica ni San Martín renunciaba del todo a su intención de ganar. Sin embargo, Serrano, amonestado cinco minutos después de ingresar, taló a Grazzini en campo rival y se fue a las duchas, otra roja del inflexible López.
Nueve contra 11, el guión ya estaba escrito. Cinco minutos después hubo un borbollón en el área “santa” y Carrizo falló por primera vez: rebote corto y Poclaba la mando a la red: 2-1. Tamburelli se perdió dos veces la sentencia, pero San Martín mostró vergüenza deportiva hasta el final y Douglas Haig terminó pidiendo la hora. No hubo milagro. Sí un final con cabezas gachas, impensado una hora antes.

FUENTE: MARCELO ANDREOTTO (LA GACETA).

FOTO: DIARIO PERGAMINO.

Miércoles 15 de marzo de 2017, 00:22

Se informa a los visitantes de Ascenso del Interior que los comentarios serán visibles una vez aprobados por el moderador y que no será publicado ningún comentario que contenga insultos, amenazas, agresiones o denuncias anónimas. Muchas Gracias.
¿No tenés Facebook? Ingresá tu comentario continuación:
Nombre:
Comentario:
 
  Por favor ingresá el texto de la imagen:
 
Luis · Sábado 18 de marzo de 2017, 18:34 · Citar
hola gente de duglas yo les recomendaria a MIGUEL PICO SALINAS es un muy buen tecnico muy trabajador y mira mucho las inferiores es una sugerencia
Rosario Árbitros
Foto: Diario Pergamino.