AFUR
/
Catamarca Fed. A Zona 2 San Juan Torneo Federal A San Lorenzo de Alem (Cat) Unión Villa Krause (SJ)

Unión Villa Krause (SJ) 1 - 0 San Lorenzo de Alem (Cat)

Abrazo y grito de gol en el final para cortar la racha

Después de 8 fechas sin alegrías, Unión volvió a ganar. Fue 1 a 0 sobre San Lorenzo de Alem de Catamarca en el segundo minuto de descuento. Pereyra marcó el gol del triunfo.

Resurrección azul: Unión ganó después de 7 fechas

Se abrazaron padre e hijo en la platea. En ese abrazo se sintetizó el desahogo de los hinchas y jugadores de Unión. Fue en el final del partido y con la angustia de 92 minutos, sabiendo que se merecía que ganar pero la justicia no sabe de merecimientos.,
Unión salió de esa maldita racha negativa que lo acompañó desde aquella lejana cuarta fecha y el triunfo ante Maipú.
Terminar con ese suplicio no fue fácil. Con un buen primer tiempo en lo futbolístico y en lo físico, Unión fue claro dominador del juego. Tuvo la pelota, intentó jugar siempre, aún con los impedimentos del mal campo de juego. Generó ocasiones de gol sobre el arco de ese muy buen arquero que es Julián Espeche. Pero no pudieron vulnerar ni al portero ni al defensor Bonassies que despejó todo. De las cuatro claras que tuvo el Azul, la más increíble fue la de Michel García que solo frente al portero la tiró afuera. De no creer, esa jugada del final del primer tiempo marcaba la realidad de Unión, jugar bien pero no ganar por la falta de definición.
El complemento tuvo al equipo de Villa Krause en los primeros diez minutos jugando en campo rival. En ese período generó dos claras de gol y la historia eras la misma del primer tiempo: Errando la definición. El no encontrar el gol, los minutos se fueron adueñando de la paciencia de Unión. La desesperación fue desgastando física y mentalmente a cada uno de los jugadores. El técnico del Azul cambió esquema y jugadores y fue al frente pero sin claridad.
El final se acercaba, el santiagueño Riveros adicionaba 4 minutos y el milagro no aparecía. Padre e hijo se miraron en la tribuna por aquel débil cabezazo de Villegas que contuvo el arquero. Pero en esa mirada hubo esperanza, Terzaghi desbordó por izquierda y padre e hijo se pararon. Guillermo Pereyra, recibió y le pegó como venía. La pelota dio en el travesaño, picó y volvió a subir para entrar con todo. Ese grito eufórico, ese que deja la garganta roja y el abrazo del final de padre e hijo y de todos los jugadores fue la postal de la felicidad Azul.

FUENTE: FEDERICO FUNES (DIARIO EL ZONDA).

FOTO: DIARIO TIEMPO.

Lunes 13 de noviembre de 2017, 01:38

Se informa a los visitantes de Ascenso del Interior que los comentarios serán visibles una vez aprobados por el moderador y que no será publicado ningún comentario que contenga insultos, amenazas, agresiones o denuncias anónimas. Muchas Gracias.
¿No tenés Facebook? Ingresá tu comentario continuación:
Nombre:
Comentario:
 
  Por favor ingresá el texto de la imagen:
 
Rosario Árbitros