/
Fed. A Reválida Fed. A-Rev. D Misiones Salta Torneo Federal A Juventud Antoniana Crucero del Norte (Mis)

Crucero del Norte (Mis) 1 - 2 Juventud Antoniana

Derrota que complica a Crucero

El colectivero lo ganaba con gol de Martínez, pero en el complemento Juventud lo dio vuelta.

En Santa Inés, Crucero del Norte perdió ante Juventud Antoniana por 2-1, en el encuentro correspondiente a la séptima fecha de la Zona D en la Fase Reválida del Torneo Federal “A” 2018/2019.
En líneas generales, el primer tiempo fue bastante parejo. Si bien el balón fue repartido, el local comenzó siendo más insistente en materia ofensiva.
La única deficiencia del equipo de Bárbaro fue el labor de Valenzuela en el medio campo, que comenzó mal pisado pero se asentó para el final del partido.
El santo salteño salió ordenado, pero la necesidad del triunfo fue dejando desordenado al equipo de Adrover con el pasar del tiempo.
La derecha ofensiva del colectivera fue la preferida en el ataque. Ese sector fue el mayor aportante de juego para las asistencias a Campozano. Molinas y Martínez también lograron desnivelar por momentos.
A los 15 minutos, Gancedo recibió el balón por el sector izquierdo y se proyectó por su banda, logrando sacar un gran cerco al área chica, donde frente al segundo palo estaba Federico Martínez, quien le dio el testazo al esférico para mandarlo adentro. Era el 1-0.
Tras el gol, el colectivero levantó el pie del acelerador y le entregó la pelota al rival, para contra atacar. El santo comenzó a tener mayor tenencia, pero no sabía que hacer con el balón en su poder.
El partido no tenía un claro dominante y con el pasar de los minutos, el juego iba cayendo en una laguna futbolística.
En el segundo tiempo cambió la cara del partido. Antoniana salió decidido a encontrar el empate, y posterior triunfo, y por ello se adelantó en el campo de juego. En cambio, el local arrancó tibio, dejó avanzar al rival y terminó con las manos vacías.
A los 11 minutos, una gran jugada colectiva terminó en una sucesión de toques en el área de Argüello, sin que la defensa la pudiera sacar, lo cual un remate cruzado de Argañaraz lo encontró a Juan Molina en el segundo palo para solo empujar el balón al fondo de la red. Era la paridad del visitante.
La paridad encendió las esperanzas del salteño, que poco a poco fue dominando el cotejo. Crucero no encontró reacción inmediata y sufrió la falta de ideas en la ofensiva.
A los 16 minutos, Acosta encabezó una gran contra que derivó en un pase correcto a Abel Argañaraz, quien encaró al arco y remató ni bien entró al área, venciendo la resistencia de Argüello. Golazo de la visita para ponerse 2-1.
Con la ventaja a su favor, los jugadores de Antoniana cerraron bien los espacios y se hicieron fuertes para mantenerse con la suma de tres puntos.
Crucero fue en búsqueda del empate, pero pese a tener su insistencia no tenía la idea para poder lograrlo con claridad.
El colectivero tuvo el empate en un centro sobre el final, pero Lerchner le dio muy abajo al balón cuando entraba a la carrera y de frente al arco.
La derrota complica a Crucero del Norte, que sigue un puntos menos que Gimnasia y Tiro, pero está a seis de San Martín. Es que si los formoseño logar zafar al descenso, serán los clasificados a los play offs.
El próximo partido del colectivero será en palpalá, ante Altos Hornos Zapla.

SÍNTESIS:

Crucero del Norte 1:
Marcos Arguello; Alejandro Pérez, Nicolás Marotta, Rodrigo Lechner, Mariano Gancedo; Leonardo Marinucci, Lucas Caballero, Diego Valenzuela, Iván Molinas; Cristian Campozano y Federico Martínez.
DT: Sandro Bárbaro.
Suplentes: Guillermo Bachke; Juan Portillo, Rodrigo Cerdán, Rodrigo Ramirez, Abel Méndez, Mauro Siergiejuk y Brian Perussato.
Cambios: 4’st. Ramírez por Valenzuela; 7’st. Cerdán por Martínez; y 32’st. Siergiejuk por Molinas.

Juventud Antoniana 2:
Juan Mulieri; Nicolás Pérez,Carlos Ramadán, Matías Gogna, Leonardo Gogna; Ricardo Gómez, Gustavo Mendoza, Cristian Chavarría, Juan Molina; Mauro Cachi y Abel Argañaráz.
DT: Adrián Adrover.
Suplentes: Ángel Pedroso; Facundo Castro, Diago Giménez, Gustavo Ortíz, Claudio Acosta, Gustavo Ibáñez y Leonardo Villa.
Cambios: 15’st. Acosta por Gómez; 27’st. Castro por Cachi; y 41’st. Ortíz por Chavarría.

Goles: 15’pt. Martínez (Crucero); 11’st. Molina (Juventud); y 16’st. Argañaráz (Juventud).
Amonestados: Martínez, Valenzuela y Campozano en Crucero; Leonardo Gogna, Gómez y Acosta en Juventud.
Árbitro: Francisco Acosta (Liga Santiagueña).
Asistentes: Jorge Sayago y Emilio Maguna (Liga Santiagueña).
Estadio: “Comandante Andrés Guacurarí”, Santa Inés, Garupá.

FUENTE: META GOLES.

SÍNTESIS: META GOLES.

FOTOS: SANTA PEREGRINACIÓN.

 

 

¡Viven! Juventud lo dio vuelta en Misiones y aún se aferra al Federal A

El santo parecía al borde del nocaut y perdía 1 a 0 con Crucero del Norte, pero en el complemento lo remontó de puro guapo y le ganó 2 a 1 con goles de Molina y Argañaraz. Aún sueña con no descender.

¿Quién dijo que todo está perdido para Juventud? ¿Que el descenso era cuestión de horas, días o semanas o que solo había que esperar sentado a que se produzca la debacle por la que todo el pueblo antoniano no puede conciliar el sueño, pensando en ese fatídico descenso que aún está cerca?
El santo vive y aún se aferra con lo que puede al Federal A. Con poco, con escasas armas, con todos sus dramas y limitaciones, pero no quiere arder antes de tiempo en la hoguera de los descendidos ni soltar la esperanza. Resiste y quiere llegar a la última fecha (el clásico con Gimnasia en el Gigante del Norte, el 24) con posibilidades de salvarse.
Y, fundamentalmente, por lo realizado en el segundo tiempo en la valiosísima victoria de ayer ante Crucero del Norte en Misiones, por 2 a 1, quedó la sensación de que el elenco antoniano fue en ese período un equipo radicalmente diferente al que se mostró abatido, perplejo, impávido y psicológicamente descendido en aquella fatídica noche de viernes en el Martearena con San Martín.
A pura garra, ganas y corazón, y con el argumento futbolístico a un costado, Juventud dio vuelta con goles de Juan José Molina y Abel Argañaraz un partido que en el primer tiempo parecía perdido.
Es que el santo de los primeros 45 minutos se asemejó más al de los 90 contra los formoseños. Las vacilaciones y la falta de ideas volvían a ser moneda corriente y era Crucero el que capitalizaba la desesperación y la ansiedad de su rival.
Y el primer golpe pareció de nocaut, apenas transcurrido el primer cuarto de hora del partido: a los 16’, tras una buena maniobra colectiva y un centro quirúrgico de Gancedo, apareció solo Federico Martínez en el segundo palo para poner 1 a 0 arriba a los de Garupá.
Tras el mazazo el equipo de Adrover pareció desmoronarse, con síntomas similares a los del golpe que le dio San Martín: imprecisiones, nervios, aparente desborde emocional por el contexto, lo que le permitió a Crucero, con poco, controlar el partido y las acciones. Tal es así que tuvo para liquidarlo a los 41’, cuando Campozzano peinó un balón tras un tiro libre, y la bola apenas salió desviada por centímetros. Como contrapartida, Juventud pateó una sola vez al arco, hasta ahí prácticamente no había inquietado a Argüello, no había un plan y los intentos eran estériles.
Pero en el complemento llegó la reacción. El fútbol ausente no emergió como por arte de magia, pero apareció la rebeldía y la “sangre” necesaria para enfrentar este duro trance.
A pura guapeada y lucha en el área rival, tras una serie de rebotes, cuando el santo estaba jugado entre pato o gallareta, apareció el diminuto Molina para empujarla y poner el 1-1 que transformó el partido (12’). Ahí pareció ser el equipo local (a salvo de todo) el golpeado y el visitante el aplomado. Trascartón, Adrover mandó a la cancha a Acosta y este contribuyó para darle al equipo el volumen que había estado ausente. En sus pies estuvo la génesis del gol de la victoria, el de Argañaraz, el del desahogo, el del 2-1 que permitía creer y soñar.
Luego tuvo que resistir, como podía y con lo que se podía, y hacer tiempo también valía. Todo por seguir aferrado a la ilusión de no descender.
Juventud logró un triunfo vital y está obligado a ganarle a Zapla y a llevarse el clásico final. ¿Y luego? A implorar por que los astros lo ayuden.

El llanto de Molina

El festejo de todo Juventud tras el pitazo final de Francisco Acosta parecía de campeón. Y no era para menos, por tanta tensión contenida. Hubo lágrimas también de jugadores, cuerpo técnico y dirigentes en el vestuario, según reveló Juan Molina, autor del gol del empate. “La venimos remando hace mucho y esto es un alivio para nosotros. Festejamos como un título porque así lo estamos viviendo, cada partido es una final, acá se respira mucha emoción. Tuvimos paciencia para buscarlo y darlo vuelta. Lloramos de la emoción. Que el hincha sepa que vamos a luchar hasta el final”, dijo el volante en declaraciones a FM Pacífico.

Cielo o infierno, pero en Salta

Como cuestión a favor para Juventud Antoniana, ya se le acabaron las salidas de Salta y los desgastantes viajes, ya que las dos finales a todo o nada que le quedan, para mantenerse en el Federal A o descender al Regional Amateur se jugarán en la provincia. Tras la fecha libre del miércoles (la octava), el santo recibirá a Altos Hornos Zapla el domingo 17 de este mes en el Martearena y el 24 será visitante, pero en el Gigante del Norte, en el último clásico ante Gimnasia.
Todo hace presagiar que el gol le otorgará a Abel Argañaraz la licencia para jugar las dos finales y que Leandro Zárate ya habría cumplido su ciclo en el club de la Lerma.

FUENTE: DIARIO EL TRIBUNO.

FOTO: PRENSA DE CRUCERO DEL NORTE.

Domingo 10 de marzo de 2019, 12:13

Se informa a los visitantes de Ascenso del Interior que los comentarios serán visibles una vez aprobados por el moderador y que no será publicado ningún comentario que contenga insultos, amenazas, agresiones o denuncias anónimas. Muchas Gracias.
¿No tenés Facebook? Ingresá tu comentario continuación:
Nombre:
Comentario:
 
  Por favor ingresá el texto de la imagen:
 
Rosario Árbitros
Foto: Santa Peregrinación.