/
Arg. B Zona J Torneo Regional Amateur Deportivo Madryn Boca (Río Gallegos) Atl. Regina (V.Regina) Alianza Cutral Co Huracán (C.Riv.) Liniers (Bahia Blanca)

Argentino B 2º fecha Síntesis zona J

Huracán (C.Rivadavia)  1 - 2 Deportivo Madryn

Huracán resignó su fútbol y cayó ante Deportivo Madryn

Con dos goles de Matías Parolari, uno de penal, para la visita, el “Globo”, que jugó un tiempo con diez hombres por expulsión de Alcaín, resignó su invicto de local en la presente edición del certamen. Descontó Iván Calfú pero no le alcanzó a su equipo, que el miércoles jugará en Río Gallegos ante Boca.
 


Gil Clarotti lucha en las alturas. Huracán no encontró la brújula y perdió en su casa.


Huracán de Comodoro Rivadavia no pudo como local, porque perdió 2-1 ante Deportivo Madryn, en un partido por la 2ª fecha de la Zona J, correspondiente a la Segunda Fase del torneo Argentino B. El conjunto de barrio Industrial, resignó su invicto como local en este campeonato y deberá pensar rápido en el día miércoles, cuando visita a Boca en Río Gallegos.
Estrictamente en el desarrollo del juego, el equipo de Morales no le encontró la vuelta al asunto. Si bien Rivero se perdió el primero y luego no le sancionaron un penal a favor, fue el “Aurinegro” quien acaparó la pelota en el mediocampo, rompiendo la línea de offside que permanentemente tiró la defensa local, con los extremos bien abiertos.
Por eso, promediando la etapa, la visita tuvo tres chances en una. Parolari se escapó por el medio y fue bien atorado por Alcaín, aunque el rebote le quedó a Michelena que también se lo perdió en una jugada enmarañada, donde Carou cabeceó pero Acuña la sacó en la línea.
Así, los dirigidos por Portalau crecieron en ofensiva y en 36’ se produjo la jugada clave del partido. Parolari se fue nuevamente habilitado y Alcaín le cometió penal, tuvo que irse expulsado por último recurso. El “Buitre” Parolari la acomodó arriba junto a un palo, a pesar de la buena estirada del juvenil Andrade.
Madryn golpeó al final de una etapa y en el inicio de otra, porque en 2’ del complemento, nuevamente se fue Matías Parolari por el centro y el arquero nada pudo hacer para detener su envío que terminó en el fondo de la red.
Parecía historia liquidada, pero el equipo portuario comenzó a desperdiciar una ocasión tras otra, mientras que Huracán con el resto físico que le quedó trató de exigir y pudo descontar por intermedio de Iván Calfú, luego de un tiro de esquina.
En esos diez minutos finales, cualquier cosa podría haber pasado. El local fue como pudo, con el ímpetu de Gaitán, la línea defensiva que acompañó y los centros llovidos merodearon el área de Pereyra que estuvo tranquilo y atento en cada pelota.
Así, Altuna decretó el final que dejó a Huracán masticando bronca por no haber sumado como local, mientras que Madryn se afianza con su poderío para convertirse en serio candidato.

SINTESIS
1 Huracán: José Alcaín; José Acuña, Facundo Ercoreca, Ezequiel Llesona e Iván Calfú; Mauro Brizuela, Jorge Barrera y Brian Resch; Mauricio Rivero; Diego Rubilar y Agustín Gil Clarotti.
DT: Rogger Morales.
2 Deportivo Madryn: Sebastián Pereyra; Leonardo Olave, Mauricio Del Cero, Mauricio Mansilla y Fabricio Elgorriaga; Marcos Rivadeneira, Emmanuel Campo y Leandro Dómini; Daniel Carou; José Michelena y Matías Parolari.
DT: Orlando Portalau.

Figura: Matías Parolari (DM).
Gol PT: 40m Parolari (DM) –penal–
Goles ST: 2m Parolari (DM), 36m Calfú (H).
Cambios PT: 39m Matías Andrade por Rivero (H).
Cambios ST: 9m Jorge Gaitán por Acuña (H) y Martín Sánchez por Rubilar (H), 21m Juan Bordaberry por Dómini (DM), 32m Gonzalo Gómez por Parolari (DM), 36m Rodrigo Bona por Carou (DM).
Arbitro: Gustavo Altuna (B. Blanca).
Amonestados: Gil Clarotti (H). Mansilla, Carou (DM).
Incidencia PT: 36m expulsado Alcaín (H) por ley de último recurso.
Estadio: César Muñoz.

EL PATAGONICO

 

Liniers (BB) 1 - 2 Boca (Río Gallegos)

Mientras Liniers no encuentra su norte, Boca demostró que el sur existe

 Sobre la hora, Súper Mario, pero no Bros, sino Avila, le dio el triunfo al conjunto de Río Gallegos, que ayer demostró ser simple, práctico y contundente. El Chivo, que erró un penal, mereció mejor suerte.

Sin respiro. Barez presiona a Viscovich. Boca tendrá un regreso feliz a Río Gallegos.

Por Sergio Daniel Peyssé / [email protected] - LA NUEVA PROVINCIA

Boca de Río Gallegos demostró que el sur existe. Que existe y que pisa fuerte. Porque este Boca no es un equipo "frío" o sin picardía y fundamentos futbolísticos por estar tan abajo en el mapa de nuestro país y lejos de todo.

Nada que ver. Es un elenco fuerte de la cabeza y de los pies, con jugadores que raspan y con un delantero de otro nivel: Mario Avila, un 9 incansable, vivo, perspicaz, hábil y encarador.

Y fue el atacante que le ganó el partido al Chivo con un pique de 50 metros a los 45 minutos del segundo tiempo. Se puso cara a cara con Partal y la cruzó al otro palo.

¿Mereció perder Liniers? No, pero es difícil decir que mereció ganar. Porque en el fútbol, los merecimientos se deben cristalizar en goles, y a los dirigidos por Pololo Prat lo que más le cuesta hacer es, justamente, goles.

El dueño de casa arrancó a toda máquina, con Montenegro marcando el ritmo por el carril derecho y llenándole el área de centros a un Boca esquematizado y con un 4-4-2 muy estático.

Pero de ir a 100 kilómetros por ahora, el albinegro, sin meter rebajes, redujo su marcha a paso de hombre.

Sin juego, con nerviosismo, tratando de disimular sus limitaciones y chocando contra su propia inoperancia, Liniers permitió que su rival le equilibre el juego y empiece a hacer su negocio.

Boca, con un 5-3-2, se aferró al punto y a algún pique, justamente, de sus puntas. Y así fue: Partal se equivocó feo, se pasó de largo en un pelotazo y Guzmán corrió para poner arriba a su equipo.

A los ponchazos, el de Bahía fue a buscar lo que hasta ese momento estaba muy lejos de alcanzar: el gol.

Nievas consiguió el 1-1 de cabeza y a los 34 minutos del complemento tuvo la chance de taparle la Boca a todos. Gonzalo Torres se llevó torpemente por delante a Mc Coubrey, el árbitro Novelli vio el penal que vimos todos y Liniers estuvo a punto de sumar por primera vez en la zona J. Pero Mc Mc elevó su remate y el balón dio en el travesaño.

Y lo terminó perdiendo. Porque Liniers no está bien, ni dentro ni fuera de la cancha. Mentalmente está perdiendo partidos que antes no se le escapaban. Porque este Liniers no es el Liniers de siempre. Que lo entienda quien lo quiera entender.

 

Alianza Cutral Co 4 - 2 Atl. Regina (V.Regina)

Alianza se hizo fuerte de local
El Gallo superó 4 a 2 a Atlético Regina y sumó sus primeros tres puntos en la segunda fase del certamen. El Celeste terminó con nueve jugadores y la visita con ocho.

Alianza tenía la necesidad de sumar de a tres y lo consiguió, en un partido que tuvo más repercusión por el escándalo que por el nivel de juego. Fue 4 a 2 ante Atlético Regina, un viejo conocido en el Argentino B, por la segunda fecha de la zona J de la segunda fase.

El encuentro tuvo dos partes muy marcadas. Hasta los 30 minutos del primer tiempo el Gallo no le encontraba la vuelta, y luego de las expulsiones -2 en el local y 3 en la visita-  el Celeste buscó hasta que los goles fueron llegando por su propio peso.
Desde el inicio fue complicado para el local, porque Atlético Regina salió a buscar el resultado y Rubén García arrancó el partido con el pie derecho. Facturó en dos oportunidades, a los 9 y 25 minutos, e hizo que el Coloso se llenara de murmullos.
Las malas seguían para Alianza con la pérdida de la Bruja Martínez, quien tuvo que salir de la cancha por una nueva lesión y fue remplazado por Fernando Basualdo. Pero el cambio de aire fue provechoso para el Gallo, ya que cuando el balón se puso en juego Manuel Gutiérrez ideó una jugada que terminó con un potente disparo al ángulo superior izquierdo para descontar.
La historia cambió tras la primera media hora de juego, luego de que el central de Atlético Regina acusó un codazo de Cirillo. Allí comenzó un tumulto generalizado que tuvo como protagonista al arquero Serrano y buena parte del plantel de Alianza. En el final del disturbio, el juez Facundo Elgart decidió expulsar a Leopoldo Cisneros y Bruno Sepúlveda, dejando a los dos equipos con 10 hombres.
Sin embargo, un minuto después, Leonardo Di Zeo también vio la roja por golpear a Alexis Esparza y allí se empezó a marcar el camino para Alianza. Por la falta de jugadores, el Albo dejó de atacar y se dedicó a aguantar el resultado, situación que le duró porque a los ocho minutos del complemento el “Gauchito” Esparza igualó el marcador.
Alianza se decidió, no dejó respirar al Albo y a los 25 minutos de juego dio vuelta el resultado a través de Damián Cirillo, que primero puso en ventaja a su equipo y luego estiró diferencias (30m) para sentenciar la historia. Antes del final Mociulsky en la visita y Salazar en el local se fueron a las duchas con anticipación.

Sábado 22 de marzo de 2014, 04:12

Se informa a los visitantes de Ascenso del Interior que los comentarios serán visibles una vez aprobados por el moderador y que no será publicado ningún comentario que contenga insultos, amenazas, agresiones o denuncias anónimas. Muchas Gracias.
¿No tenés Facebook? Ingresá tu comentario continuación:
Nombre:
Comentario:
 
  Por favor ingresá el texto de la imagen:
 
jejejjee · Martes 25 de marzo de 2014, 10:17 · Citar
ya les habia avisado con anterioridad, si en la primera a madryn los dirigio spinella..., en la segunda altuna(socio vitalico de madryn).
jajjaja siempre igual madryn, no cambia mas, comprando arbitros...
igual los mas corruptos son los del consejo, que manda los arbitros socios de madryn a dirigir...